SE PRESUME CULPABLE ANALIS LITERARIO   Por Olga Nelly Tapia

 

Rose Marie Tapia, atrapa desde el primer renglón y enfrenta al panorama real de nuestros pueblos: La Corrupción y te insta a detectar cuales son los síntomas de descomposición en la estructura social. La pluma vuelve a moverse en pro de los Derechos Humanos y el respeto a los mismos.

 

 

El juego inescrutable de los poderes del Estado, sitúa al lector frente a grandes abismos de indefensión, donde una varita dirige la orquesta, y la víctima, no alcanza siquiera a vislumbrar quienes son los músicos de esa pesada sinfonía que agita a los sentidos.

 

   Rose Marie Tapia esta vez, nos lleva a lo incierto, donde a pesar de existir máximas de gran relevancia jurídica, en la práctica hay la coexistencia de un poder real establecido, pues allí su estructura organizativa lo dotan personas de gran inteligencia, entrenamiento táctico topográfico y de alto nivel en formación castrense.

 

    Este sujeto principal, con dichas características mueve la pluma de Tapia, pues se produce su arresto o aprehensión por ser considerado sujeto de conspiración.

 

    Siempre ha existido el espionaje, desde épocas remotas y hasta bíblicas, el concepto de espías es utilizado para designar las personas encargadas de vigilar movimientos del enemigo que, con la evolución de los tiempos, de enemigos son llamados hostiles.

 

     Los nuevos tiempos van más allá de un simple espionaje, de vigilan fronteras, personas que puedan estar vinculadas a la narcomafia al terrorismo, al trasiego de armas. Con esta perspectiva global, podemos penetrar aún más a la producción de Tapia.

 

    Ella, con gran suspicacia se desplaza hacia las entrañas del Consejo de Seguridad del Estado. Organismo de inteligencia bien complejo, donde pululan la gran capacidad táctica y logística, donde yace la avanzada, donde surgen los pasos en terrenos sensitivos como aparato de prevención de hechos, donde las leyes de lógica ponen de manifiesto lo posible y lo probable, buscando a velocidad el resultado a la acción.

 

     Lo peligroso es, que llega el momento, en que, por poseer la información, convierten en cautivas a las bases constitucionales de un Estado, donde descansa la Democracia pura ideada así por los antiguos griegos.

 

  En ese orden de ideas, la araña maquiavélica expande su poder y por tenerlo, se atribuye facultades, se abrogan derechos con pruebas falsas, producto en su mayoría de una ideación mefistofélica, con secuencias programadas que asfixian y pisotean la majestad constitucional, la jerarquía Kelseniana de las leyes, violando Derechos Humanos, Convenios Internacionales suscritos, evitando así, que el sujeto pueda hacer descargos ante las imputaciones que le cuelgan, impuestas por manos invisibles.

 

Nacen manos escabrosas que impiden no solo hacer uso del régimen probatorio adecuadamente, sino que extiende su impacto a minimizar a los que ejercen la abogacía, evitando hasta donde sea posible el acercamiento con sus representados, impidiendo así, que los presupuestos del debido proceso se cumplan por el buen brillo de la justicia.

 

Tapia nos hace caminar por los senderos oscuros del chantaje, la hipocresía, la infamia y la calumnia. Así pues, la Corrupción galopa en terrenos fértiles donde reina el miedo y lo no deseado.

 

Sus personajes unos emotivos y otros siniestros permuten, escenario perfecto para que la obra tenga un final optimo, con un mensaje alto y claro a la sociedad, que hay que salvar lo poco de decencia existente en nuestras sociedades.

 

OLGA TAPIA DE REYES

ANÁLISIS LITERARIO   OBRA LA NOCHE NO DURA PARA SIEMPRE DE ROSE MARIE TAPIA   POR OLGA NELLY TAPIA, Analista Cultural

 

Los últimos años han sido una inquietante época de transformaciones sin precedente. Pareciera han arrebatado a los seres humanos y los han aplastado sin misericordia bajo las llamadas ruedas del progreso.

 

 

 

Toda la tierra gime sus dolencias, sus carencias, tanto afectivas como materiales y son precisamente esos escenarios que toma la escritora Rose Marie Tapia, reflejando ese inframundo amoral, sin leyes escritas, donde los códigos del silencio deambulan en el andar diario, donde las voces de mando no son las conocidas, sino, aquellas que se producen en el dolor y el llanto.

 

 

 

Ese dolor y llanto es la tinta que llena la pluma de la autora, es la captación de gestos, lenguajes en el espacio que hacen frenar, producir altos por su gran contenido real. Con tópicos especiales dentro de una pirámide de jerarquía social, es donde se desarrolla esta producción con lenguaje directo y veraz, porque permite palpar el debate de nuestra sociedad hoy día, y es así, como iceberg, emerge la figura del Pandillerismo y sus facetas y la mayor osadía de la autora es ahondar la Corrupción y su mecánica de actuación beligerante y la afectación de la misma en nuestras sociedades.

 

 

 

Con manejo exquisito nos hace recorrer nuestras zonas de selva, claros testigos de situaciones fuera de la ley, pero adornando las mismas con conocimientos históricos geográficos para aliviar el peso vividas allí.

 

 

 

La autora nos remonta a hechos históricos de interés global, como lo fue la Caída de las Torres Gemelas en Estados Unidos, pero, quizás con un propósito a través de su personaje el paramilitar, donde hace planteamientos serios, ante la versión explicada por su personaje.

 

 

 

Creemos es una fórmula de aceptación si se quiere o no, la puesta en marcha, del nacimiento del nuevo Orden Mundial, los famosos, los cuales han trazado planes maquiavélicos para el gran diseño global de la Ingeniería Financiera, que abarca el control de los mercados, el mundo bursátil, el control del clima, los estupefacientes, creando así la Corrupción en todos los niveles, para finalmente producir el efecto dominó de nuestras débiles economías.

 

 

 

De allí nace el revolucionario, el cual se ve desplazado de los planes de los gobiernos de turnos y donde sus metas como profesionales son inalcanzables y donde las brechas de desigualdad social se abren cada día más, por la falta de respuestas a las necesidades básicas.

 

 

 

Ejemplarizante resulta en traer a colación el Síndrome de Estocolmo, pues ofrece comparaciones importantes en materia de comportamiento humano ante una situación de secuestro.

 

 

 

El tema de la profesión del personaje principal, amerita nuestra atención. El periodista investigativo, si hace ello con apostolado corre riesgos y ello alcanza hasta su descendencia, debido que en búsqueda de la verdad toca y pisa callos y representa un peligro para quien lo ejerce por vocación. Se palpa por igual, la libertad de expresión que implica conceptos de sociedad y socialización donde es vital socializarse, que como tema obligante busca integrar al individuo a la sociedad como tal y por ello, conlleva un aprendizaje cultural

 

 

 

La obra tiene connotaciones emocionales, porque en la medida que cada personaje lanza al lector perfiles diversos, desde relaciones matrimoniales con conflictos, maltratos y cuadros patológicos de depresión que son el resultado de conflictos no resueltos

 

 

 

Finalmente la materia onírica es de su suma importancia. Tapia transmite la comprensión de una escala de conciencia y va más allá, los lazos existentes que ni la muerte puede romper. El misterio del mundo de los sueños y aún el estado de la muerte están allí.

 

 

 

El teléfono cayó de sus manos, igual que cayó el telón de la obra. Rose Marie Tapia en cada puntuación, en cada entonación, logra en su producción: el mensaje sublime de la emoción humana.

 

 

 

®Derechos reservados  

 

OLGA TAPIA DE REYES

Colaboradora Internacional de Correo Cultural.

Colaboradora de Comunicación social y analista del Programa El Pueblo opina, Radio Provincias, Chitré.

Correo electrónico: chitreana30@hotmail.com

APRECIACIÓN LITERARIA OBRA DE LA COSTILLA DE EVA SURGE ADÁN De Gisela Tapia, por Olga Nelly Tapia de Reyes

Someter a consideraciones de cualquier índole, una obra de gran profundidad, la cual nos ocupa en este momento, es sin duda una exigencia más que literaria ,es la responsabilidad que traspasa lo ya conocido, el por conocer y el ejercitar de manera obligatoria neuronas necesarias para emitir conceptos y captar el mensaje de la autora. Gisela Tapia es una mujer formada en las áreas científicas, de una carrera profesional brillante, que hoy nos sorprende incursionando en la literatura usando su experiencia, y formación de primer orden. Así nace, su primera obra, De la Costilla de Eva surge Adán.

 

Con buen manejo del tema, pues, usa su argot científico, se traslada a la humanística para ponderar el rol que la mujer ha jugado desde los inicios de la humanidad hasta nuestros días. A veces, la pluma proyecta emociones de ira, dolor, impotencia cuando hace recorrido por pasajes donde el menosprecio y el maltrato se dejan sentir por el sexo contrario. Por ello, recurre a su fuerte, la genética la biología, aunada a la historia universal, política, religión, sociología, derecho natural, derecho comparado, puntualiza con fines didácticos y pedagógicos, su plan bien elaborado un tanto dogmático, con un lenguaje comprensible al lector, un mundo donde es permisible escudriñar, buscar, resolver acertijos, preguntar, evaluar, esbozar, formular, ser crítico, comparar y despejar incógnitas de escenarios simples y complejos del comportamiento humano y allí, visualizar perfiles pasados, presentes y futuros que recogen astucia y coraje, recibiendo por ello las mejores preseas por sus actuaciones.

No cabe duda, Gisela Tapia rompe reglas ,se enfrenta de por sí, pues su obra habla en primera persona , a toda una estructura política, social, religiosa, configurada en el tiempo por la costumbre y creando a su vez arraigo ,muchas veces culturales, donde afloran estigmas sólidos que se constituyen en verdades irrefutables en el tiempo y espacio, pero a su vez, por su alto contenido, representa una voz, un clamor en el espectro, para que la figura femenina reciba por parte de nuestras sociedades, el lugar preponderante que le corresponde. Así pues, a los 156 años de aniversario de la teoría de Charles Darwin, con su obra, El Origen de las Especies, esta panameña, audaz, con su experiencia en los laboratorios y conocimientos del mundo científico, asume ese gran compromiso, de cambiar las reglas, como en su momento lo hicieron, Newton, Galileo, Copérnico, con sus teorías físicas y matemáticas referente a la Tierra y al propio Universo enfrentando el pensamiento tradicional y escolástico de la Iglesia y el esquema existente ,por ello, esta obra logra fomentar la curiosidad, la investigación, y el diálogo de altura.

Gisela Tapia nos toma de la mano y nos enfrenta a estructuras comparativas de embriones, nos adentra al microscopio, y de manera imaginaria vemos densos núcleos llamados corpúsculos de Barr, un clásico muy común en estudios de biología e impartidos en materia forense y especialidades médicas, obligando con ello refrescar engramas ,en materia cromosómica, llegando a buscar explicaciones en el síndrome de Turner, donde se buscan respuestas más concretas, si prevalece el X o el Y, indistintamente, que en materia criminológica, posee importancia al tratar perfiles de delitos   e igual en materia penal  .Obsérvese, no usamos el concepto de género, ya que consideramos este tema concierne a discusiones, foros, debates pero de orden científico.

La obra logra en el lector, sobre todo mujeres, desde sus inicios como tal, elevar la autoestima, crear coraje, valentía y un compromiso social, mostrando épocas remotas, matriarcado, toda la historia universal, de América y  de Panamá, mostrando rostros y trayectoria de ellas para que sus actuaciones sean emuladas hoy día. Es vital resaltar como la escritora expone con detalles el papel del varón donde desmerita, minimiza, maltrata en muchas direcciones a la mujer, opacando su aporte sea cual sea, utilizando sus propias leyes para lograrlo, con adaptaciones a sus intereses con barbarie y salvajismo muchas veces. Leyes abominables carentes de humanidad en contra de la mujer forjadoras de miedo, aumentando la indefensión de manera increíble, llenas de complejos que lastiman la integridad y el Ser.  Somos de la opinión que esta obra debe servir para confección de leyes donde la mujer sea el sujeto activo, e igualmente, como material de estudio complementario tanto  para el área científica como humanística. Gisela Tapia, la escritora panameña, lanza un reto literario a nuestros tiempos, lejos de la ideología nazi, es una flecha de esperanza por la conquista de la igualdad de los derechos de la mujer. Excelente obra sin desperdicio.

 

 

 

CONSIDERACIONES EN TORNO A LA PRODUCCIÓN LITERARIA DE ROSE MARIE TAPIA R, Olga Nelly Tapia de Reyes.

La crisis de cultura y de valores que padece el mundo actual, es el alimento de muchas corrientes literarias de nuestros tiempos. Cada quien en su estilo proyecta la percepción personal o social de los grandes problemas de existencia que nos aquejan. Resulta un reto diario captar los mismos, por lo que dichos cambios de manera constante son absorbidos por la estructura social que representan. No obstante, nos mueve la osadía, no importa la tecnología existente, que para nuestros efectos solo es una herramienta auxiliar.

 

Centrándonos en el tema que nos ocupa, cual es, evaluar el recorrido de la pluma de Rose Marie Tapia y los efectos que producen sus obras, pues, esta no deja de moverse con precisión exaltando temas de actualidad y donde se percibe un gran trabajo literario en la medida que es notable la investigación de campo, estadísticas y otros medios reales y veraces para la conclusión de su trabajo.

 

Rose Marie Tapia, nace como escritora en etapas de muchas revoluciones culturales, donde la novela sencilla se extiende a lo fantasmagórico., donde por igual, se deja atrás, el intento como se hace lo científico de capturar el alma, el querer ver, cómo el Cerebro Humano, digiere ideas y pensamientos buscando la razón científica y olvidando lo que para esta escritora significa el alma.  Ella si penetra ese mundo espiritual y hace contraposiciones filosóficas de la existencia de la misma, y por ello, permite se filtren cantos de sirena de religiones, sectas, valores irracionales de la mística, el esoterismo, y el ocultismo, frente a sociedades hastiadas, donde proliferan la corrupción, el abuso de poder, comportamientos insanos, discursos desgastados ante una población obnubilada, llena de desesperanza, con una cultura incipiente donde las respuestas colapsan ya sea de derecha o izquierda, pero dotadas de vacíos agónicos por el reflejo de esa estructura social aniquilada.

 

Los desaciertos sociales y el retroceso moral de nuestros pueblos, son sin duda, las musas de la obra literaria de Rose Marie Tapia, quien con lenguaje sencillo permite que sus actores y protagonistas, no dejen caer el telón, hasta lograr que el lector logre pasar los laberintos de la trama hasta llegar a la vida interior que nos llena de paz.

 

 Rose Marie Tapia, no solo es una escritora, se convierte sin intención en una historiadora. Fragmentos de su obra inicial Caminos y Encuentros, galardonada con mención honorífica en el Concurso Ricardo Miró 2000, muestra esta faceta de importancia histórica, ya que, en ella destaca un momento de la historia de Panamá y los últimos meses de la caída del régimen castrense, mostrando el papel que jugaron personas en esa transición. El interior de Panamá, se involucra activamente en modo, tiempo y lugar.

 

 Tapia, sin ser especialista en disciplinas tan complejas, como la política, psicología, psiquiatría, navega  con propiedad en temas de la corrupción, el maltrato doméstico, el bullying, la ludopatía, trastornos de ansiedad, pandillerismo

 

Cada obra representa a su público. Su trayectoria no solo se limita a escribir, sino a la creación en todo el territorio nacional de Panamá, de Círculos de lectura, con una agenda apretada, recorre con entusiasmo el territorio panameño, inculcando el hábito de lectura desde los niños hasta los adultos, pues posee variedad de temas adaptados a cada edad.

 

 

 

 Rose Marie Tapia, manifiesta en su obra, que la enfermedad física no es más que la exteriorización de una dolencia espiritual mucho más profunda, que existe un compromiso de cada habitante de esta tierra a integrarse a la lucha contra el flagelo de la corrupción ,que los padres de familia, mediante la observación de sus hijos puedan ver si se dan alertas en cambio de conductas, que se debe incentivar el derecho a soñar, que debe tenerse cuidado con los diagnósticos médicos, pues pueden causarse terribles circunstancias y que el ser  humano, es una unidad, cuerpo, alma y espíritu, a los que corresponden la medicina somática del cuerpo, la medicina psicológica y la cura del alma.

 

 

 

Rose Marie Tapia sigue dando de qué hablar en la literatura, domina el arte de hacer sencillo lo complicado, sin aspavientos.